Lugares para ir a comer con niños (I)

Lugares para ir a comer con niños (I)
Comparte este artículo
Autor: Comentar


Dentro de la ciudad de Buenos Aires existen diferentes restaurantes donde se pueden ir a comer con niños, no me estoy refiriendo a las casas tradicionales de comida rápida, sino a lugares donde la familia es atendida por mozos y la calidad de los alimentos es altamente superior a estos otros lugaresTampoco es mi intención menospreciar este tipo de lugares, ya que muchas veces nos gusta comer una rica hamburguesa con patatas fritas.

El Padrino es un restaurante gigante, ubicado en CostaneraUna de sus ventajas es que los niños de todas las edades tendrán su espacio acordeLos pequeños de hasta tres años de edad tienen su pelotero y un tío vivoLos niños un poquito más grandes tiene un inflable donde podrán pasar horas saltando, además para los más mayores hay futbolines Los más grandes podrán entretenerse usando las computadoras del lugar o los diferentes juegos electrónicos.
Los niños cuentan con un menú especial, adaptado a sus gustos infantilesOtra de las ventajas es que abren a las 12 del mediodía, un horario donde muchas familias eligen para ir a almorzar.

Por otro lado los platos de los niños son preparados primero y si los padres están de acuerdo se sirven de manera independiente al de los adultos de la mesa

.
Pero si bien los niños son los protagonistas, los adultos no dejan de tener su espacio especial el menú de los adultos se orienta a lo que llamamos cocina ‘argentina’, se harán presente pastas, parrilla, ensaladas.
Los postres son muy buenos.

El Padrino se encuentra en Rafael Obligado 6920 Costanera Norte.
El Padrino

Otro buen restaurante es La Escondida.
En este caso se trata de una parrilla que tiene dos sucursales, una ubicada en Núñez y la otra en Palermo.
Las carnes son de excelente calidad, las ensaladas son frescas y variadas.

En la sucursal de Núñez el área para los pequeños es más chica que la de Palermo, pero no por eso deja de ser buena.
Cuentan con juegos, peloteros, tiroles, un puente de madera y la posibilidad de hacer actividades más tranquilas.
Una de las ventajas es que tienen una joven que se encarga del cuidado de los niños, así los padres pueden disfrutar sus comidas en paz.

La Escondida está en Costa Rica 4464 (Palermo), Arcos 3200 (Núñez).

Foto | El Padrino
La Escondida

Por:
Etiquetas:
Categorías: Barrios, Gastronomía, Recomendaciones
Comparte este artículo